Basílica de Santa María de los Ángeles y de los Mártires

Basílica de Santa María de los Ángeles y de los Mártires
La imponente Basílica de Santa María de los Ángeles y de los Mártires empezó a construirse en 1561. Se asienta sobre la estructura de los baños termales de Diocleciano. Fue el gran Michelangelo, en la vejez, que continuó con la planificación y las primeras fases de construcción, que se llevaron a cabo de manera no destructiva, respetando la estructura preexistente.
Hoy en día es la iglesia que alberga las ceremonias oficiales del estado italiano.